El Garraf destaca por sus playas de arena fina y poca profundidad. Situada a 18 kilómetros de Barcelona, la playa de Castelldefels cuenta con una longitud de 4.000 metros y la calificación de Bandera Azul. Hay aparcamiento a lo largo de todo el paseo marítimo.